La Fototeca de Cuba es una institución perteneciente al Consejo Nacional de las Artes Plásticas del Ministerio de Cultura de Cuba. Fundada por la destacada fotógrafa e investigadora cubana María Eugenia Haya (Marucha), el 15 noviembre de 1986, en La Habana Vieja. Se encuentra enclavada en una casona del siglo XVIII, frente a la Plaza Vieja, una de las más antiguas de la ciudad, sufrió remodelación en el XIX, fue restaurada en 1986 y perteneció a Beatriz Pérez Barroto. En su patio interior se encuentra un mural de cerámica de la artista Marta Arjona sobre un diseño de la destacada pintora y ceramista Amelia Peláez.

Atesora las imágenes más importantes del país, desde daguerrotipos, ambrotipos y ferrotipos, hasta las más modernas impresiones fotográficas de la nación, así como negativos de artistas como Joaquín Blez, el fotógrafo del mundo elegante. En sus bóvedas se guardan la memoria iconográfica de más de 150 años de fotografía cubana, con aproximadamente 35 089 mil fotografías y 20 498 mil negativos así como una buena colección de libros, documentos y catálogos de Cuba y de otros países.
Como centro que promueve, conserva, exhibe y divulga la fotografía cubana, también acoge en sus salas proyectos expositivos relevantes de la especialidad. Dentro de sus funciones, ocupa un lugar importante la organización de charlas, seminarios, cursos y talleres teórico-práctico impartidos por prestigiosas personalidades, los que ponen, a los profesionales cubanos y al público en general, en contacto con el quehacer más actual de esa manifestación de las artes visuales. En sus archivos, se pueden consultar imágenes fotográficas y currículum de destacados fotógrafos extranjeros, que han sido donados al acervo nacional, por sus propios autores.

"La Fototeca de Cuba es una institución adscrita al Consejo Nacional de las Artes Plásticas, perteneciente al Ministerio de Cultura de la República de Cuba."